Buscar en este blog

jueves, 14 de junio de 2018

ORACIÓN: Quiero ser como un campo de amapolas

QUIERO SER
COMO UN CAMPO DE AMAPOLAS
 


 Un campo de amapolas es fuente de inspiración
para el alma y para el artista, ...
qué belleza tienes amapola roja de escarlata intenso,
con tu forma acampanada o casi esférica
con tus cuatro finos pétalos
de justicia, prudencia, fortaleza y templanza,
y en su centro esos estambres negros que anuncian la muerte.

Floreces al final del mes de mayo, en. el mes de María,
cuando acaba la primavera y aparece la muerte,
dos o tres semanas en flor, como mi vida que florece para morir,
y a su vez el viento esparce miles de semillas de esperanza,
Si quisiera regalar a alguien una amapola, se marchitaría.

Eres símbolo de la paz, y yo quiero ser artesano de la paz,
porque en las trincheras de la I Guerra Mundial no crecía nada,
más en la tierra de nadie sí lo hacían las amapolas,
pero también rojas amapolas son las batallas,
nuestras batallas, combates y lucha
contra el mundo, el demonio y la carne, los enemigos del alma.

Eres amapola una flor amada para recrear la vista,
hacer silencio y ver cuántas luchas y batallas,
tanta sangre derramada de los mártires que han confesado su fe,
yo también quiero ser una amapola en un campo de amapolas,
como uno más que nunca se cansa de testimoniar la fe,
con la vida, la oración y la predicación.

Si de las manos, los pies y el costado de Cristo crucificado
se desprenden amapolas de sangre redentora,
de mi vida cristiana se derraman amapolas de sacrificio
unido al sacrificio de Cristo.

Pero también eres flor odiada por los agricultores y horticultores porque puedes hacer daño a los cultivos,
yo también soy odiado por los que no aman a Dios,
por los que cultivan la cizaña en el campo del verdadero amor. Amén.
 
(Pbro. Lázaro Albar Marín)

No hay comentarios: